Personalizamos tu experiencia

En Isabel Fuster utilizamos cookies y otras tecnologías para mantener la fiabilidad y la seguridad de nuestro sitio web, para medir su rendimiento y para ofrecer una experiencia de compra personalizada. Para ello, recopilamos información básica sobre los usuarios. Para más información, consulta nuestras condiciones legales y nuestra política de cookies.

Cómo actúa en nuestro organismo la Zeolita
Volver al blog

Cómo actúa en nuestro organismo la Zeolita

Publicado el: {{formatDate(entry.publishDate)}}


La zeolita es un mineral volcánico natural que se formó hace millones de años. Cuando los volcanes entran en erupción, la lava fundida y la ceniza volcánica derramadas por un volcán en una isla o cerca de un océano terminan desembocando en el mar. Gracias a una reacción química entre las cenizas del volcán y la sal del mar, se forman las zeolitas en la lava endurecida durante miles de años.

El nombre “zeolita” proviene de la combinación de las palabras griegas zeo (hervir) y Lithos (piedra). Su extraordinaria eficacia cuando la ingerimos resuelve múltiples problemas de salud porque es alcalinadesintoxica el cuerpo de mercurio y de metales pesados en general siendo una terapia natural que ayuda a limpiar nuestro organismo y favorece la eliminación de sus desechos.

Cómo actúa en nuestro organismo la zeolita

Existen 9 tipos de zeolita , para uso humano, veterinario, para uso industrial, dentro de los cuales la conocida como clinoptilolita, es la recomendada para consumo humano.

La clinoptilolita puede contener casi todos los elementos de la tabla periódica , su estructura cristalina está formada por tetraedros que dan lugar a una red tridimensional, en la cual cada átomo de oxígeno es compartido por dos átomos de silicio (tectosilicato).

La estructura tiene forma de panales de abeja y lleva una carga negativa. Por ello cuando es ingerida, todos los metales pesados (mercurio, plomo, cadmio, arsénico, etc), toxinas y productos químicos nocivos que tienen carga positiva son atraídos y atrapados por la zeolita para ser expulsados del cuerpo de forma natural a través de la orina, las heces y mediante el sudor o transpiración. Esta propiedad de carga negativa de la zeolita es la que actúa como un imán para sacar las toxinas del cuerpo y atraparlas dentro de su estructura molecular, expulsándolas fuera del cuerpo como desechos sin ningún efecto secundario.

De esta forma la zeolita libera el organismo de metales pesados, toxinas y contaminantes de distintos orígenes. Por todo esto la zeolita está considerada una piedra inteligente al realizar este cambio iónico encapsulando todos estos elementos tóxicos, radioactivos (de una quimioterapia) del organismo.

El poder quelante de la zeolita (quelanteantagonista de metales pesados, sustancia que forma complejos con iones de metales pesados) está basado en su capacidad de discriminar entre moléculas útiles y tóxicas; se une fácilmente con los metales pesados y tóxicos (generalmente pequeños y eléctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras útiles (más grandes, livianas y con carga débil). Esto explica que la zeolita puede quelar moléculas tóxicas como el arsénico (diámetro 1,8 Ä) y en cambio no actúa sobre moléculas de minerales útiles y beneficiosos como el potasio (diámetro 2,8 Ä), ayudando a su vez en su recorrido a la distribución de minerales útiles (calcio, sodio, magnesio, fósforo) y del ácido generado por los iones de hidrógeno logrando una alcalinización de la sangre, remineralizando y oxigenando de esta forma nuestro cuerpo.

Una vez cumplido su objetivo (captar elementos nocivos), la zeolita cargada de sustancias tóxicas abandona rápidamente el organismo. Sus restos son eliminados del cuerpo en unas 6 a 8 horas, junto con las toxinas.

Al ser la zeolita un aluminiosilicato , un mineral que contiene óxido de aluminio (Al2O3) y sílice (SiO2 , es importante aclarar que sus moléculas de aluminio están rodeadas por átomos de oxígeno, por lo cual no pueden pasar al organismo (aluminio no intercambiable) y en cambio pueden absorber moléculas de aluminio tóxico presente en el cuerpo.

Al tomar zeolita es importante beber mucha agua , ya que puede generar deshidratación leve, a raíz de la mayor demanda de agua en el proceso químico de limpieza, lo cual se neutraliza con adecuada hidratación de agua mineral y filtrada. Algunas personas, con alta carga tóxica en el organismo, pueden experimentar ligeras náuseas, que remiten rápidamente.

Recorrido que hace la zeolita en el organismo

En el camino desde la boca hasta salir del cuerpo en estado sólido o líquido, la zeolita atrae a los elementos tóxicos gracias a la ya explicada polaridad negativa y su especial estructura molecular. Una zeolita, reducida a un polvo tan fino como el talco, no sólo entra al sistema digestivo sino que también accede al torrente sanguíneo recogiendo todos esos desechos y toxinas en la sangre. De esta forma la zeolita puede quedarse varios días en el cuerpo hasta que comienza a sacar las toxinas de la sangre y de los órganos por donde pasa la sangre.


Usos de la zeolita

Debido al ambiente contaminado y ácido generado por el ser humano en el Planeta , la ntoxicación por metales, o minerales, el monóxido de carbono del medio ambiente, pesticidas que vienen en los alimentos y otros agentes químicos usados en la cotidianidad del hogar o del trabajo afecta de forma generalizada al medioambiente, ríos, océanos, y todas las entidades vivas que habitan la Tierra. Por ello la zeolita y su poder quelante es utilizado en muchos ámbitos.

Es muy usada a nivel industrial, para purificación de agua y aire , como depurador en la industria alimentaria, para fertilización agrícola y como suplemento mineral en nutrición animal. Es muy importante destacar que la zelolita presenta los mismos beneficios y propiedades de desintoxicación en los animales.

La zeolita equilibra el pH orgánico, al evitar la dispersión de iones ácidos y tiene un demostrado efecto antioxidante e inmuno – estimulante. Se trata por tanto de un suplemento totalmente natural y no tóxico, que se puede usar a largo plazo. La Zeolita activa el sistema inmunológico, limpia la sangre, el sistema linfático, el sistema glandular; limpia y activa el sistema celular y es efectiva en la homeóstasis de los sistemas de funcionamiento del organismo (La homeostasis es una propiedad de los organismos vivos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior del metabolismo).

Sus propiedades benéficas son las siguientes:

Mejora el estado general de salud

Desintoxica el organismo eliminando metales pesados y toxinas

Elimina contaminantes de quimioterapias y cortisonas químicas

Suelta grasas acumuladas

Reduce los síntomas de alergias

Combate el Hepilobacter Pylori

Combate el asma

Combate virus comunes

Regula los niveles de azúcar en la sangre mediante la absorción de la glucosa

Favorece la absorción de vitaminas y minerales, remineralizando el cuerpo

Equilibra los niveles de ph

Es regulador intestinal y digestivo

Ayuda a reducir el reflujo ácido

Reduce los radicales libres

Previene el envejecimiento prematuro

Es anti.inflamatoria

Potencia el sistema inmunológico

Aumenta la energía



El Doctor Scheller , gracias a la tecnología de vanguardia de la Radiónica ha testado los distintos tipos de zeolita para ofrecer aquella con la mayor pureza y que conserve todas sus propiedades sanadoras, incluyéndola como un desintoxicante natural que complementa de una manera óptima el tratamiento con infopatía o medicina de la información . Ya que la infopatía elimina gran cantidad toxinas, bacterias, cándidas , metales pesados, la zeolita recoge fácilmente estos desechos ayudándonos a eliminarlos de una forma natural.



Fuente

https://www.tunuevainformacion.com/salud-integral/560-la-zeolita-un-mineral-inteligente-de-enorme-poder-curativo-que-forman-las-cenizas-de-un-volcan-y-la-sal-del-mar.



Si te interesan la Arcillas Volcánicas ojea este link en la web

https://isabelfuster.com/tienda/arcillas-volcanicas